Fotografía de Alto Rango Dinámico HDR

1. Qué es y cómo hacer las fotos

La Fotografía de Alto Rango Dinámico HDR consiste en combinar en una única foto de manera NATURAL varias fotos donde lo único que cambia entre foto y foto es la exposición (horquillado o bracketing).

¿Cuándo es necesaria? Cuando el rango dinámico de la escena es mayor que el del sensor.  Es decir, cuando no podemos en una única foto capturar todo el rango de luces que tiene la escena.

Si haces una foto ajustando la exposición a las sombras quemas las luces altas; si ajustas a las luces altas las sombras salen negras y no hay quien recupere detalle luego (todo ruido).

Se puede intentar reducir dicho rango de luces usando un filtro degradado, pero normalmente es insuficiente.

La mejora en el rango dinámico de los sensores actuales hace que esta técnica sea cada vez menos necesaria; todo dependerá de la escena fotografiada.

Mira este vídeo para saber cuál es el rango dinámico de tu cámara.

Para hacer las fotos basta con ir cambiando la exposición entre foto y foto. ¿Cuántas fotos son necesarias y cuánto hay que cambiar la exposición entre foto y foto?

Depende de la escena.

Imagina que la primera foto es la de menor exposición de la serie. La exposición de esa foto debe ser tal que el histograma esté pegado a la derecha (sin quemar nada que te interese).

Como la escena tiene mayor rango dinámico que la cámara, en esa foto es normal que las zonas más oscuras de la escena salgan negras.

No te preocupes. Lo importante en esa foto es que no se queme nada que te interese (no pasa nada si una bombilla sale quemada, por ejemplo).

A partir de ahí, vas a ir tomando más fotos aumentando la exposición un poco entre foto y foto.

¿Cuánto? Lo que quieras; si la escena no tiene mucho rango dinámico puedes ir aumentando un punto entre foto y foto; si tiene más, dos puntos.

Lo que está claro es que cuanto mayor sea el salto entre foto y foto menos fotos necesitarás.

Si usas la función de bracketing (horquillado) de la cámara todo depende de cuántas fotos te deja hacer (normalmente tres) y el rango de valores que deja cambiar entre foto y foto (algunas tres puntos y otras hasta cinco).

¿Y cuándo tienes que parar de hacer fotos?

A medida que aumentes la exposición, verás que las luces altas se van quemando pero las zonas más oscuras de la escena empiezan a hacerse visibles.

Mi consejo es que no pares hasta que consigas una foto donde las zonas oscuras de la escena que te interesen se vean bien.

Si has hecho bien las fotos, la de mayor exposición tendrá todo quemado menos las sombras más profundas que se verán bien y la de menor exposición tendrá todo negro menos las luces altas que salen bien sin quemar.

El resto es usar un software que combine esa serie de fotos inteligentemente.

El HDR puro y duro consiste en fusionar todas esas fotos (sin incluir los trozos quemados) extendiendo el rango dinámico de la foto compuesta usando para ello los metadatos de la exposición de cada foto.

Como el software sabe qué ajustes de exposición tiene cada foto, al combinarlas no tiene más que escalar el valor de cada píxel a la exposición correspondiente.

El problema es que el dispositivo de salida (monitor, etc) tampoco tiene tanto rango dinámico, así que hay que aplicar una curva tonal para comprimirlo.

Por eso programas como Lightroom que hacen HDR necesitan de un ajuste de la exposición a posteriori para levantar sombras, reducir luces altas, o lo que sea necesario hasta obtener una foto que te guste.

Una alternativa a usar todas las fotos es fusionarlas usando blending.

La diferencia con el HDR es que cada trozo de la imagen resultado proviene de una o unas pocas fotos; las no usadas se tapan con máscaras.

Por ejemplo, de la foto con menor exposición nos quedamos con las luces altas; de la foto con mayor exposición nos quedamos con las sombras.

La ventaja de no incluir algunas fotos en la fusión (sobre todo las que las sombras están más oscuras) es que la relación señal a ruido mejora (más luz implica menos ruido visible).

Pero conseguir dar con la curva tonal que mejor las combina puede ser una pesadilla en Photoshop.

2. Cazando fastasmas en Fotografía de Alto Rango Dinámico HDR

¿Qué pasa si hay una persona moviéndose mientras haces las fotos para el HDR?

Observa las siguientes dos fotos. En cada foto la persona sale en una posición diferente.

Foto original 1

Foto original 2

Al no coincidir la posición de la persona en las dos fotos, el software que combina las imágenes produce el efecto visual que la persona aparece dos veces.

Estas imágenes dobles se les llama fantasmas. No te preocupes.

Todos los programas de HDR incluyen la opción “eliminar fantasmas”; que sean buenos cazafantasmas o no ya depende del software y las fotos originales.

La idea es que en la zona donde hay cambios entre imágenes el algoritmo seleccione TODOS los píxeles de esa zona de una única imagen, con lo que la persona tan sólo aparecerá una vez.

Aquí están la versión con fantasmas (izquierda) y la versión correcta de la foto HDR sin fantasmas (derecha).

De paso, he aplicado diferentes "revelados" HDR para que veas las diferencias (la foto correcta no sólo no tiene fantasmas sino que parece más natural).

Foto HDR con fantasma

Foto HDR sin fantasma

3. HDR radical. Photomatix

Hasta ahora hemos visto lo que corresponde a la definición formal de HDR.

Pero cuando esta técnica se puso de moda se solía asociar a un software y un look muy específico: Photomatix.

Al fin y al cabo no consiste más que en aplicar curvas tonales muy exageradas al combinar las fotos del HDR.

Llamémosle HDR radical: los colores hipersaturados, las iluminaciones antinaturales, etc; y todo por culpa del mapeo tonal que tan mala fama tiene.

Así que vamos a ver algunos de estos ejemplos. Y para fotos radicales no hay nada como un buen paisaje.

Sombras y cielo a mediodía no suelen llevarse bien. !Fotos a mano! Nada de trípodes; prepara el bracketing antes y dispara en modo continuo; a ver qué tal vas de pulso. Una expuesta para el cielo; otra para la cascada. Sólo dos fotos, sí, sólo dos.

Y ahora a jugar ... ruido, halos, colores tipo pintura, etc. Be radical. Photomatix tiene una serie de plantillas (presets) que puedes aplicar y ver el efecto inmediatamente, sin tener que mover ningún deslizador.

Aquí tienes tres ejemplos de HDR con Photomatix.

Haz click sobre las fotos para verlas más grandes.

Foto expuesta al cielo

20081123-IMG_8199

Foto expuesta a la cascada

Combinación HDR

20081123-IMG_8198_9_tonemapped

Foto expuesta a las rocas

23072012-175845-_MG_9744

Foto expuesta a la cascada

Combinación HDR

Foto original 1

Foto original 2

Combinación HDR

4. Natural o artificial

Si el motivo de la foto es un objeto natural que conoces, todo lo que no sea una combinación natural de las fotos te va a chirriar, como los ejemplos de los paisajes de arriba.

Lo ideal es que combines las fotos simplemente respetando las zonas bien expuestas de cada una y luego apliques una curva tonal adecuada.

Es decir, que evites lo que estamos llamando HDR radical.

Puedes combinar las fotos manualmente con capas en Photoshop o automatizado con Lightroom (a partir de versión 6), Photoshop, Photomatix o el software que prefieras.

Si, por contra, el motivo fotografiado es artificial, puedes ser más atrevido con tu HDR pues el cerebro carece de referencias.

A continuación tienes un ejemplo.

Foto expuesta al reflejo

Foto expuesta al suelo-columnas

Combinación HDR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *