Filtros en Fotografía

Tipos de filtros y alternativas con Lightroom

Un filtro es un dispositivo que sirve para alterar la luz.

Densidad neutra

Ponerle gafas de sol a la cámara. Permite regular la cantidad de luz que entra al objetivo; el uso típico es para poder disparar más lento en situaciones de mucha luz.

Los hay que oscurecen 3, 6, , 10 ... pasos de luz y puedes apilarlos con lo que los efectos se suman. En ese caso ten cuidado con el viñeteo si usas un gran angular.

También los hay variables. En vídeo se usan para reducir la profundidad de campo.

La calidad óptica se mide en que  tengan un espectro plano (atenúen por igual todos los colores) para evitar la aparición de dominantes (típicamente magentas).

Degradado e inverso

Oscurece de manera gradual la luz. El filtro de densidad neutra oscurece toda la escena por igual, mientras que el degradado oscurece al máximo en un extremo y a partir de ahí va perdiendo fuerza hasta hacerse transparente en el otro extremo.

Sirve para reducir el rango dinámico de la escena.

Por ejemplo, en un atardecer hay mucha diferencia de luz entre el cielo y el suelo. El filtro degradado oscurece poco a poco el cielo sin quitar luz al suelo.

El problema es si ese degradado se aplica a algún elemento que no queremos (por ejemplo, al oscurecer el cielo puede que también se oscurezca erróneamente la copa de un árbol en primer término cuya línea de horizonte coincide con el cielo).

En ocasiones como un atardecer en el mar, el punto más brillante no está arriba, sino en el medio (el horizonte por donde se va el Sol está en el medio de la escena). En ese caso se usa una variante llamada filtro degradado inverso, que oscurece al máximo en el medio y a partir de ahí va perdiendo fuerza hacia arriba mientras que la mitad inferior es transparente (no se quita luz al mar).

Polarizador

Entre sus usos, destacan:

  1. Controlar los reflejos en superficies muy reflectivas como metales o agua. En el caso del agua en exteriores es especialmente útil, porque conseguirás imágenes con cielos reflejados en el agua, etc. También te servirá para quitar reflejos debidos al agua en flores.
  2. Obtener imágenes más saturadas (colores más vivos); sobre todo útil para conseguir azules más intensos en el cielo o verdes en la hierba.

El segundo punto no es tan importante porque con Lightroom también puedes hacer que tu cielo cobre vida o que el verde esté más saturado.

Pero el primero es fundamental: si te gusta hacer fotos como las del vídeo de abajo necesitas un polarizador SÍ o SÍ.

Su uso es muy sencillo. Una vez enroscado, no tienes más que girarlo hasta que consigues el efecto deseado.

El principio físico es el siguiente: el filtro bloquea la luz que viaja en ciertos ángulos y deja pasar los otros ángulos.

Es como si intentas meter un palo en horizontal en una jaula con barrotes verticales; la jaula (filtro) no deja pasar el palo (luz).

La realidad es algo más compleja pues la polarización es circular, pero con que entiendas la analogía es suficiente de momento.

El siguiente vídeo te lo demuestra de manera intuitiva y te muestra algunos ejemplos con y sin polarizador. !Verás qué diferencia!

 

Simulación con Lightroom

¿Qué pasa si no se tiene o puede usar filtros? ¿Hay alguna forma de simular dichos efectos con alguna técnica alternativa o vía software?

El objetivo de este tutorial no es sustituir los filtros hardware por filtros software, sino mostrarte las opciones que tienes hoy día.

El de densidad neutra puede sustituirse disparando una ráfaga de fotos. Por ejemplo, en vez de hacer una foto de 2 s podemos hacer varias de menor tiempo y luego superponerlas en el programa que uses ajustando la exposición final.

Obviamente necesitas un trípode para hacer las fotos para que las fotos estén alineadas, más espacio en la tarjeta de memoria y perder tiempo haciendo el montaje.

A cambio, una ventaja de promediar fotos es que el ruido de lectura se reduce en un factor la raíz cuadrada del número de fotos.

Los filtros degradados, puesto que trabajan de manera selectiva por áreas de la escena, pueden simularse usando cualquier software que permita ajustar la exposición por zonas de la foto.

Cuando hagas la foto ten cuidado de ajustar bien la exposición para no quemar nada y confiar que tu cámara tenga un rango dinámico igual o mayor que el de la escena sin el filtro degradado real.

La ventaja de un filtro software es que es editable, con lo que puedes retocarlo y ajustarlo a tu caso concreto.

Por ejemplo, con el filtro real el degradado se aplica de manera continua; sin embargo, por software puedo simular el efecto que quiera.

Incluso puedes usar máscaras para evitar que el filtro se aplique a zonas que no quieres oscurecer (por ejemplo, la copa del árbol del ejemplo anterior).

En el siguiente vídeo tienes explicado cómo crear un filtro degradado con Lightroom.

Sí, ya sé que el caso de arriba corresponde al filtro degradado inverso. Así que allá va cómo fabricarte ese filtro con Lightroom.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *